Marjana. El puerto que parece que nunca acaba.

En Coronando el puerto hoy nos acercamos a uno de esos puertos escondidos, tranquilos, lejos del bullicio del tránsito constante de los fines de semana ciclistas, subida con sabor auténtico, asfalto botoso del de antes y vistas espectaculares al final de la última rampa. Hablamos de  Marjana, en el interior de la provincia de Valencia, tampoco demasiado lejos de la ciudad, aunque lo suficiente para que no sea tan conocido como otras ascensiones en los alrededores de la capital del Turia. El paso de corredores totales en Strava es un buen indicador para probar nuestra afirmación. Mientras en puertos como el Pico del Águila u Oronet (Sur) presentan un número total elevadísimo de paso -3700 y 5300 en cada caso- e incluso ascensiones más dura y conocidas ya por nuestros lectores como La Frontera o Segart ofrecen también cifras nada desdeñables -2400 y 800 rescpectivamente-, en Marjana, por su parte, no se llega a los 500 usuarios de paso.

la-marjana-por-gestalgar.gif.jpg
Fuente: http://www.ccloratpenat.clubciclista.info/es/alt-181-altigrafias/66-la-marjana-gestalgar

Sobre el papel es un puerto asequible, con 6,2 kilómetros al 5,8%, pero sobre el terreno la cosa se complica. El asfalto rugoso con tramos hormigonados, la inclemente apertura del trazado a las travesuras del Céfiro y el Bóreas y la ausencia absoluta de sombra, que no de vegetación, hacen que el trayecto se haga algo más interesante. Y aún más se puede hacer, en efecto, si tenemos en cuenta que antes de iniciar dicha ascensión habremos ya realizado la del Alto de Gabaldón en la CV-379 desde la localidad de Gestalgar. Este puerto 3,2 kilómetros al 5,8% se suma a la subida a Marjana por lo que en total nos encontramos con una ascensión de unos 10 kilómetros con un pequeño tramo de descanso en el cambio de carretera desde la CV-379 a la carretera que a mano derecha nos conducirá hasta la cima.

En el Alto de Gabaldón, el calor ya se siente. Para empalmar con Marjana podemos subir tanto por la cara norte, como por la sur de este puerto que discurre por la CV-379. Nosotros lo haremos por la cara norte, pero en ambos casos uniremos una ascensión más o menos similar en distancia. La carretera discurre al cobijo de un barranco que produce un efecto horno en la calzada capaz de asar a ciclistas en su propia salsa en los más tórridos días de los meses estivales. El firme presenta un aspecto inmejorable y algunas rampas del 10% hacen que la subida ya nos exija un punto de esfuerzo que luego se podrá pagar caro. La perfecta señalización del mismo nos ayuda a encaminarnos hacia lo alto de Marjana. Un novedoso cartel anuncia el final del puerto. Inmediatamente a mano derecha aparece una carretera con evidente cambio de asfalto. A Marjana es por ahí. No hay pérdida siempre que nos mantengamos a la derecha. Ojo porque la carretera se dividirá en dos y a la izquierda se llegará a un punto de no retorno en el que seguramente se acabó el presupuesto para más asfaltado. Así que como los lavabos en los bares, al fondo a la derecha, empezará la ascensión a Marjana. Al principio un corto tramo de bajada para coger fuerzas y a remar.

IMG_0119.JPG
El sol ya pegando fuerte en el Alto de Gabaldón

Primera rampa al 10%. Luego suaviza, el porcentaje baja, pero hay que pedalear con ganas. Seguimos ascendiendo y llega un kilómetro letal, a mitad de puerto, para dejar con fatiga las piernas. 10, 12 y tocamos el 15%. El asfalto, duro, se nota al intentar deslizar la bicicleta. El paisaje ante nuestros ojos va mostrando piano piano un horizonte più lontano. Continúa la ascensión y arribamos a una de las zonas más bonitas del puerto, un auténtico deleite para las pupilas de cualquier buen escalador. Una doble herradura con  unos cien metros de recta que serpentea por las faldas de aquella montaña cuya cima a cada metro parece más cercana, pero también más elevada. Y es que, a pesar de la proximidad del Mediterráneo, Marjana se coronará a 700 metros snm, habiéndose iniciado la ascensión desde prácticamente el lecho del Guadalaviar a su paso por Gestalgar, apenas un centenar de metros por encima del nivel marino.

IMG_0098.JPG
La preciosa doble herradura

Aquí es donde nace la explicación del título honorífico concedido a este puerto. Tras la curva a derecha, dura rampa, virando a la izquierda, parece que acaba. No conocemos el puerto, aceleramos, pero no, no acaba. Otra vez el porcentaje disparado, sprint inservible, piernas rotas. De nuevo, se cierra la vista, parece que acaba, ahora sí, nuevo arreón. Más energías en balde. Dolor. 10% de rampa, la inercia nos lleva. Ya no nos atrevemos a decir si acaba o no acaba, parece que sí, pero nunca se sabe, ya llevamos dos intentonas de acelerón final. Da igual, total, hemos venido a jugar, vuelta al pulso más allá de 180, el paisaje parece la leche. Luego lo contemplaremos con calma. Nueva arrancada, ¿se acaba, no acaba? Acaba, acaba, por fin, acaba. Preciosa ascensión, puerto genuino, paisaje agradecido. Todo el valle del río Turia, las sierras del norte de la provincia de Valencia y, si se baja un poco más, desde una de las curvas, la mirada se pierde en el plateado del mar, allá a lo lejos al este. Una pena que Marjana acabe allí arriba sin solución de continuidad, una pena que esté tan lejos de otros puertos para poder hacer un recorrido de lo más interesante. Aun así, merece la pena dejarse caer por este rincón bautizado por algunos -con exageración, aunque siempre con cariño- como el “Mont Ventoux” valenciano. Y es que los puertos, en ocaciones, son mucho más que simples rampas.

IMG_0103.JPG
Última rampa. Acabando con buenas sensaciones

 

11 comentarios sobre “Marjana. El puerto que parece que nunca acaba.

  1. Pertenece al término municipal de Chiva
    La ascensión se puede hacer como bien comentas desde la parte de la cv379 por gestalgar, o por Chiva donde si bien la ascensión es más prolonga también es más suave exceptuando cuando se cruza el barranco escoba y se inicia la ascensión al alto de ganado
    En este caso el desvío a “Marjana”, lo encontraremos a la izquierda

    Me gusta

  2. Cuándo acaba el puerto de Marjana si continúas recto toda la carretera aunque está un poco en gravillada puedes continuar llegas a final de la carretera se llega a empieza el camino de tierra y a tu izquierda hay una fuente por si alguna vez necesitáis agua poder repostar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s