La Rompecadenas. Una marcha que hace honor a su nombre

Decía el filólogo Ferdinand De Saussure que el signo lingüístico es arbitrario, esto es, que las cosas se llaman por su nombre porque sí, sin una razón específica. Seguramente en la mayor parte de casos sea así, pero en ocasiones el nombre dice mucho del concepto que representa, y, en el caso de la marcha cicloturista que hoy analizamos en Coronando el puerto, su signo lingüístico describe a la perfección una de las grandes pruebas de gran fondo del mes de Mayo, la Rompecadenas de Torrent.

Si en otra entrada, hicimos un repaso por el recorrido de la Marcha 7 Picos de Requena destacando su idoneidad en tanto que test ideal de cara a afrontar las pruebas de gran exigencia del mes de Junio o Julio como la sacrosanta Quebrantahuesos, por recorrido, exigencia y fecha, la Rompecadenas de Torrent es también otro gran examen previo en el que verificar nuestro estado de forma. El próximo 12 de Mayo –save the date-, con salida y llegada en la localidad valenciana de Torrent, se celebrará la tercera edición de esta cicloturista que, de seguir el trazado de las ediciones precedentes, presenta un escarpado recorrido de 180 kilómetros, con 4 puertos “identificables” –pronto entenderéis las comillas− y un desnivel positivo acumulado de circa 2800. También existe una versión medio fondo con un recorrido de 98 kilómetros y unos 1700 de desnivel acumulado. En su versión extendida, la Rompecadenas nos ofrece una gran vuelta por el cosidetto “Pirineo valenciano” en el que descubrir toda una serie de estampas dignas de postal y en el que disfrutar –o sufrir− de lo lindo a lo largo y ancho de ese territorio comanche que vamos a descubrir a continuación.

granfondo-final-casadelrio.jpg

Ya desde la propia salida el corredor empezará a atisbar la que se le viene encima. La carretera va picando ligeramente hacia arriba y sin apenas salir de la localidad de Torrent ya empezaremos a subir una de esas cotas “no puntuables” que irán mermando la capacidad de reacción de nuestras piernas. Al coronar, una rápida bajada nos conducirá hacia las poblaciones de Montserrat y Montroy. A partir de esta segunda, de nuevo el porcentaje irá haciéndose constante para prácticamente encadenar los 2 primeros puertos de la marcha, Fuente Real y La Muela.

20170417_122133_HDR.jpg
Cartel de fin de puerto en Fuente Real

Ojo a las indicaciones viarias del primero de ellos, el de Fuente Real, ya que consta de dos partes bien diferenciadas y separadas por una cortísima bajada de un kilómetro y medio. El primer tramo, que en los carteles de la carretera aparecerá marcado como “Balcón de Montroy” presenta unos 4,3 kilómetros en torno al 5% de porcentaje medio. Se nota como paulatinamente se va cogiendo altura y en el horizonte se empiezan a otear los grandes colosos pétreos que vigilarán nuestro ascenso. Llama la atención la ausencia de arboladas, triste realidad que constata la lacra de los incendios forestales en la zona y que nos recuerda a todos nuestra responsabilidad con el entorno y la necesidad de extremar las precauciones en esta materia de cara a la época estival. Afortunadamente se observa la vida brotar y la vegetación, cual ave fénix, comienza ya a resurgir de sus cenizas. Los restos de fuegos pasados reaparecerán como dura reprimenda en otros puntos del recorrido.

Volviendo al pedaleo, esta primera parte se caracteriza por el buen estado del firme y el ancho de la calzada. La breve bajada sirve de interludio y de nuevo hacia arriba otros 3 kilómetros en torno al 6%, con un kilómetro, el central, especialmente exigente en torno al 7-8%. Se corona la parte anunciada en los carteles como “Fuente Real” y comienza una tramo de bajada de unos 4 kilómetros, con ciertas complicaciones técnicas al inicio, que conducirá al pelotón cicloturista a la preciosa localidad de Dos Aguas, cuya efigie, en el fondo del barranco se divisaba ya al principio del descenso.

20170417_122640_HDR.jpg
Dos Aguas, asomando en la parte baja

Cogemos aire y afrontamos la segunda dificultad montañosa del día, el puerto de La Muela. 6,4 kilómetros en torno al 4%. Las mismas condiciones que en la cota anterior se mantienen en esta segunda ascensión en la que uno se emboba con el paisaje. Titanes de piedra calcárea a la derecha que, como el mítico Atlas, parecen sostener la bóveda celeste; escarpados picos, pronunciados barrancos y, tímido, apenas asomando, el Júcar, tras su paso por los cañones que lo apacientan a la altura de Cortes de Pallás a la izquierda. La ojeada merece la pena.

Se corona el puerto. La bajada, un espejismo. Llevamos apenas 46 kilómetros y el acumulado ya supera los 1000. Giramos a la izquierda para adentrarnos en un inhóspito terreno, yermo, silencioso y solitario. Refugio de anacoretas. Rectas que nunca acaban. Subidas y bajadas. Una larga penitencia con efímeros hallazgos de vida en las pedanías de Cortes de Pallás que marcan el itinerario camino de la N-330. Se recomienda hacer buenas migas con los compis de grupeta en este tramo. Quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Recordad. Y atención al viento.

20170417_140126_HDR.jpg
La central de Cofrentes, objetivo visual

Por fin llegamos a la ansiada nacional. 10 kilómetros de sosiego camino de Cofrentes, con su central, imponente, como objetivo. El asfalto es mejorable en alguna curva, pero en cualquier caso, se agradece un terreno favorable. Atravesamos el puente de entrada a esta población cruzando la confluencia del Cabriel y el Júcar y de nuevo vamos cogiendo altura. Echamos la mirada atrás, Cofrentes, desde su privilegiada posición nos despide y seguimos camino para seguir una carretera llena de falsos llanos remontando el río Cabriel, con sus pintorescos meandros a nuestra diestra- El calor aquí puede desempeñar un papel clave. El lecho del río es lugar fresco cuando cae el sol, asfixiante el resto del día. El sol nos irá castigando desde el kilómetro 0, pero aquí en el puerto de Casas del Río, nuestro siguiente objetivo, su presencia puede ser francamente molesta. Otro buen lugar para hacer amigos.

La ascensión a Casas del Río o La Portera es célebre entre el público cicloturista por ser protagonista de otra marcha del calendario como la Ruta de los Castillos de Ayora. En aquella prueba se asciende en segundo lugar, con poco más de 65 kilómetros en las piernas. En La Rompecadenas, por su parte, llevaremos ya algo más de 100, por lo que, según la preparación de cada cual, los 7,4 kilómetros al 4% podrán ya ir pesando en las piernas de los aventurados participantes. La ascensión presenta un primer tramo de poco menos de 3 kilómetros bastante exigente, con un porcentaje medio al 7%, después algo de terreno favorable y ya la parte final, algo más suave, de unos 3 kilómetros al 5%.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aquí también se repite la misma historia, tramo inexistente de bajada. Llevamos ya 2000 de acumulado, nos restan unos 70 kilómetros y vamos a penetrar de nuevo en territorio comanche. Volvemos a la N-330, ahora dirección Requena. Llegamos a La Portera y, desde ahí, 31 kilómetros de sube y baja hasta Yátova, en nuestro caso con aire fuerte de costado. Otro tramo para ir con buena compañía. Los repechos de entre 1 y 2 kilómetros y medio se suceden, alternando con tramos de bajada que parece que nunca acaba de arrancar del todo. La carretera se pierde entre la vegetación, hasta que, por fin, poco antes Yátova y con casi 150 kilómetros comienza un terreno favorable, sólo interrumpido por la ascensión final a las cumbres de Calicanto.

Aunque se trata de un terreno que pica hacia abajo, se necesitan buenas piernas para remar fuerte en esta parte del trazado, donde, como no, tampoco nos libraremos de afrontar algún tramo de subida con cierta entidad. Apretando los dientes, llegamos hasta la urbanización de Calicanto, último escollo. En nuestro desconocimiento de la zona, nos equivocamos de salida –no penséis mal, no fue intencionado−. Pero sobre el papel los 4 kilómetros de subida nos deben parecer sólo otra china más en el zapato, después de tanto repecho como ya hemos superado. En los primeros compases de la ascensión están los mayores problemas. Rampas con picos del 10% para luego ir suavizando en la parte final. El gran hándicap, los 170 kilómetros que ya pesan en las piernas de todos los participantes. A partir de ahí, vista abajo y pan comido hasta Torrente.

20170417_153257_HDR
Penúltima ascensión del día

En resumen, se trata de una prueba de gran dureza, con apenas terreno llano y en la que las condiciones climatológicas pueden jugar un papel relevante. Es preciso no gastar excesivas energías en las ascensiones marcadas sobre el perfil para poder afrontar con garantías la ingente cantidad de repechos que jalonan el recorrido, que se harán especialmente necesarias tras haber coronado el puerto de Casas del Río. Para los que siempre dudan con el qué me pongo, pueden dejarse todo el abrigo en casa. Chaleco como mucho, a no ser que en Aemet se indique lo contrario. En cuanto al asfalto, presenta un firme inmejorable en prácticamente todo el recorrido, que ofrece un repertorio de paisajes propio de un documental de la 2. La Rompecadenas no engaña. Los abusones del plato grande que vayan con sumo cuidado. El 12 de Mayo, la gran cita con la Rompecadenas.

Ficha técnica
Fecha: 12 de Mayo de 2018
Lugar: Torrent (Valencia)
Kilómetros: 180 (También ofrece la posibilidad de un recorrido más corto de unos 98 km)
Desnivel: 2800 aprox.
Número de puertos: 4 (Fuente Real [10,7 km al 4%], La Muela [5,4 km al 4%], Casas del Río (La Portera) [7,4 km al 4%], y Cumbres de Calicanto [3,8 km al 3,2%]
Más info: http://www.larompecadenas.com/
Meta
Nuestra llegada a meta la pasada edición

PD: Nuestra agónica experiencia la podéis rastrear -y ya de paso seguirnos- también en Strava. Recordad que también podéis estar al tanto de nuestras novedades en Twitter (@CoronandoPuerto) y ver más fotos en Instagram (@coronandoelpuerto).

4 comentarios sobre “La Rompecadenas. Una marcha que hace honor a su nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s