II Rompecadenas de Torrent. Un homenaje a los que ya no están

Llevamos una semana absolutamente trágica en la comunidad ciclista. Las muertes de tres compañeros en Oliva el Domingo pasado nos sobresaltaba y nos helaba la sangre, y los atropellos en Tarragona y Navarra en similares condiciones de hace un par de días apuntaban la urgencia de la actuación que por parte de las autoridades se espera. En este clima enrarecido, emotivo, azul tristón, se disputó el pasado Sábado la segunda edición de la Rompecadenas de Torrent, una marcha cicloturista con dos recorridos, uno de gran fondo con 185 kilómetros y 3000 metros de desnivel acumulado total y otro de 98 con 1500 de desnivel. Casi 600 participantes se dieron cita en la línea de salida de la prueba, con previsión de calor y fuerte viento soplando de poniente.

20170513_071359_HDR.jpg
Imágenes de la salida

Nos hubiera encantado realizar el recorrido de gran fondo, pero por circunstancias ajenas a nuestra voluntad tuvimos que optar por la opción medio fondo. Nuestro reconocimiento del terreno unas semanas atrás nos habría de servir para intentar estar arriba y poder colarnos en una buena posición en la línea de meta, aunque nuestras expectativas tampoco eran demasiado halagüeñas. Nuestro estado de forma, lejos todavía de su punto de efervescencia, tampoco nos iba a permitir demasiadas exhibiciones.

La ventaja de esta marcha es que ambos recorridos, gran y medio fondo, comparten itinerario en su primera sección, hasta el kilómetro 48, tramo que incluye las 3 primeras dificultades montañosas de la jornada: Balcón de Montroy (4,3 km al 5%), Fuente Real (3 km al 6%) y La Muela (6,4 km al 4%). El poder rodar en pelotón, al menos, hasta el inicio de las primeras rampas, facilita bastante la tarea.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los momentos previos a la salida sirven de homenaje a los compañeros fallecidos en el trágico suceso de Oliva. El minuto de silencio anticipa la batalla. Es imposible no emocionarse. Por hacer sólo deporte. Sólo eso. ¡Basta ya! Esto tiene que parar. Nuestras pedaladas irán hoy por ellos.

La primera parte del recorrido, incluyendo un largo repecho de los que provocan las primeras tensiones musculares, se realizan neutralizados. La velocidad en este tramo podría ser mucho mayor, pero de esta manera el pelotón se puede controlar mejor y se evita la disgregación del mismo desde el kilómetro inicial. En este tramo todo el mundo quiere estar adelante. Algunos ciclistas, pocos, eso sí, intentan avanzar posiciones invadiendo el carril izquierdo. Hemos de dar ejemplo. No estamos en el Tour de Francia. Además, es muy probable que esos mismos, igual que la inmensa mayoría después queden descolgados cuando se dé rienda suelta a los pura sangre que relinchan y patalean pacientes a la par que inquietos, esperando su momento, tras las motos de la cabecera.

IMG-20170516-WA0002.jpg
Primera cota del día

Agrupados en hermandad, a 31 por hora de media, llegamos al pie del primer puerto. Aquí, como de costumbre, las piernas no responden al 100%. Nuestras características físicas hacen que siempre suframos al inicio de este tipo de pruebas, en la primera cota, para ir cogiendo ritmo y presencia en carrera con el paso de los kilómetros y la dureza acumulada del recorrido. El grupo cabecero se va alejando paulatinamente. Intentamos no forzar y vamos acostumbrando a nuestro cuerpo a la inclinación. El aire sopla contra nosotros. La subida se hace pestosa. Seguimos siendo adelantados. Coronamos, breve descenso y de nuevo hacia arriba. En esta segunda ascensión cogemos de nuevo ritmo. En compañía de otros 20 compañeros aproximadamente afrontamos el descenso hacia Dos Aguas. Por delante todavía se ven los primeros grupos de cabeza, nos queda la última de las tres ascensiones encadenadas y después intuimos que no gozaremos de tan grata compañía. Nuestras acciones experimentan aquí un cambio de tendencia. Vamos al alza. Nos ponemos al frente del grupo, los dos, a relevos. Hasta aquí uno tiraba del otro, el uno con el freno echado, el otro con las piernas embotelladas. De 20, la cosa se va reduciendo. Llegamos al descansillo que hay a mitad de ascensión de La Muela. El grupo se ha reducido. Nos hemos quedado en tan sólo 6 unidades. Encontramos colaboración, un buen ritmo. Vamos remontando. Pasamos a grupos sueltos. El ritmo se acelera. Nos fuerzan. Aguantamos hasta la cima. Nos despedimos de nuestros nuevos amigos y seguimos las indicaciones para la ruta de medio fondo.

IMG-20170516-WA0005.jpg
Buscando alimento

Nos hemos quedado solos. Dos ciclistas anacoretas en mitad de la solitud del pirineo valenciano. Unos 500 metros más adelante fijamos un objetivo. Un corredor en solitario afrontando el camino de vuelta a la casilla de salida. Eolo comienza a sernos favorable, los sacrificios han aplacado su ira, se muestra benevolente y nos empuja con fuerza continua hacia la meta. Al principio el solitario corredor mantiene bien la distancia. Lo vemos, pero no logramos dar caza. Sin embargo, en el descenso hasta Buñol alcanzamos a otro de los que iba por delante. En el duro repecho de circunvalación de la localidad cementera apretamos los dientes, el rebasado se queda clavado. Por delante, la presa se va poniendo a tiro. Un nuevo repecho, seguimos a toda vela y también conseguimos dejarlo atrás. El terreno hasta Calicanto nos es favorable. Rodamos a relevos, con fuerza y viento de cola. 40-50 por hora. Las pulsaciones se mantienen altas y llegamos a la última cota del día, el puerto de Calicanto por su vertiente oriental.

En nuestro reconocimiento del recorrido erramos de cruce y no pudimos examinar el puerto. Al principio una rampa durísima hace mella en nuestras piernas. Tenemos fuerza. Nos vamos regulando y, sobre todo, intentamos no perder ritmo. La subida se nos hace efímera. Desde lo alto se divisa toda la huerta de Valencia. No hay mucho espacio para el disfrute. Vamos encendidos. Descendemos raudos, llegamos al llano y vuelta al ritmo endiablado. Estamos ya entrando en Torrente. Miramos el cuentakilómetros. El trabajo ya está hecho. En meta, parece que no hay mucha gente. Entramos de la mano. Lo mejor de este deporte, siempre lo diremos, son los amigos y el tiempo que con ellos se pasa.

IMG-20170514-WA0000.jpg
Tramo final con viento de cola

Al final, 11º y 12º de la general de la medio fondo. Un gran resultado que nos anima a seguir en nuestro globeril empeño. Por delante, el vencedor, Pablo Pello, nos había sacado algo más de 15 minutos, bajando de las 3 horas, seguido de Raúl López Barea y Gonzalo Calvo. En la prueba de gran fondo, Sergio Baeza, Manuel Roig e Iván Morales completaron el pódium. En categoría femenina Marta Romeu se hizo con la victoria en la prueba de gran fondo y Mar Vicent en la de medio fondo.

Meta.jpg
Llegada a meta

En líneas generales, la prueba se disputó en un ambiente distendido. La organización fue excelente, incluso a pesar de algunos actos de sabotaje que sufrieron a lo largo del recorrido. Aunque hubo alguna caída, afortunadamente no hubo que lamentar graves consecuencias y quienes asistimos al evento pudimos disfrutar de una prueba que con el tiempo pretende consolidarse como un must del calendario cicloturista nacional. Merece estar, sin duda, entre nuestras marchas recomendadas. El año próximo volveremos puntuales a nuestra cita con la Rompecadenas, esta vez sí y salvo impedimento de última hora, para realizar la prueba de gran fondo. Ahora toca preparar nuestra próxima cita el 27 de Mayo en la 7 Picos de Requena.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CLASIFICACIONES

II Rompecadenas – Gran Fondo

Pos. Corredor Tiempo Velocidad
1 BAEZA, Sergio 5:28:30 34,52
2 ROIG, Manuel +14 34,5
3 MORALES, Ivan m.t. 34,5
4 JIMENEZ, JOSE Luis m.t. 34,5
5 BALLESTER, Ramon m.t. 34,5
6 PENALVA, Manuel +2:06 34,3
7 Gª DE MATEOS, Javier +3:31 34,15
8 HERRÁEZ, Mario m.t. 34,15
9 BORJA, Vicente m.t. 34,15
10 BUITRAGO, Vicente m.t. 34,52

II Rompecadenas – Medio Fondo

Pos. Corredor Tiempo Velocidad
1 PELLO, Pablo 2:56:17 33,36
2 LOPEZ BAREA, Raúl +31 33,26
3 CALVO, Gonzalo +4:08 32,59
4 MINGUEZ, Guillermo +7:32 31,99
5 FERNANDEZ, Elías +7:40 31,97
6 CARDONA, Darío m.t. 31,97
7 BUIGUES, Fco. Javier +11:19 31,34
8 CUNI, Francisco m.t. 31,34
9 OLIVA, Javier +13:16 31,02
10 SOUCASE, Gaspar +15:15 33,36

Categoría femenina – Gran fondo

Pos. Corredor Tiempo Velocidad
1 ROMEU, Marta 6:26:21 29,35
2 BELLVER, Aída +8:53 28,73
3 SPYTSINA, Natalia +34:07 26,97

Categoría femenina – Medio Fondo

Pos. Corredor Tiempo Velocidad
1 VICENT, Mar 3:35:25 27,3
2 BENITEZ, Miranda +2:58 26,93
3 MARTINEZ, Mª Ángeles +48:11 22

Un comentario sobre “II Rompecadenas de Torrent. Un homenaje a los que ya no están

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s