La IX Marcha Cicloturista 7 Picos de Requena. Ciclismo del bueno bajo un sol de justicia

El pasado sábado 27 de Mayo se disputó en la localidad valenciana de Requena la novena edición de la Marcha Cicloturista 7 Picos que presentaba un recorrido de 192 kilómetros y algo más de 3000 metros de desnivel acumulado que ya fue analizado con detenimiento y sosiego en un post anterior. En las semanas previas a la celebración de la misma se había suspendido el recorrido corto de la prueba, la 3 Picos, por decisión de las autoridades competentes, lo que impidió a parte de los aficionados que optaron por este trazado menos exigente a formar parte del pelotón de salida de la prueba. Aun así, algunos valientes decidieron afrontar el reto del recorrido largo engrosando así el número de participantes hasta superar los 800, sin duda, un buen dato de participación.

La-Marcha-Cicloturista-7-Picos-Requena

La Aurora de rosáceos dedos se levantaba en el horizonte y hacía presagiar un duro día de calor en el que las temperaturas iban a superar al llegar al mediodía los 30 grados, algo que no haría sino añadir algo más de exigencia y dureza a la prueba. Nuestra carrera se planteaba tranquila. La 7 Picos se había convertido en uno de los momentos de la temporada en los que exprimirse como un limón murciano, pero una inoportuna lesión nos impidió apretar los dientes para tomarnos la prueba con una calma inusitada.

Actos protocolarios de salida. Nos colocamos a cola de pelotón. Disparo –metafórico- al aire. Salimos. En el recorrido por las calles de Requena y en los kilómetros siguientes camino del Negrete, la primera de las 7 dificultades montañosas de la jornada, se observa la longitud de la enorme anaconda ciclista que serpentea por ese tramo de carretera recientemente asfaltado por el que, ahora sí, rodar es toda una delicia. En los primeros kilómetros de una marcha de estas características en la parte de atrás la tónica es siempre la misma: caza de grupos en los repechos, sorpasso de torbellinos cósmicos que parecen sólo pedalear en descenso cuando la carretera pica hacia abajo. Por delante, en alguna curva, lejos, como pequeñitas hormiguitas sobre sus bicicletitas, se intuía la cabeza del pelotón.

IMG-20170527-WA0009.jpg
Imágenes de la salida

Llegó el Negrete, probamos las piernas sin forzar en demasía. La subida se hace de manera agradable. El dios Helios amaga, pero todavía no se muestra implacable ante nuestra presencia. Disfrutamos del paisaje encarando el norte, coronamos y a buscar Mataparda dos de siete. En este tramo siguen los escarceos en los tramos de descenso, cruzamos el pantano, vista al pasado, tembleque en el adoquinado y de nuevo hacia arriba. Mataparda nos parece un puerto precioso, cada vez que los subimos nos parece más bello. Nos imaginamos como sería con todo verde, sin haber sido arrasado por el fuego. La vida se abrirá camino. Quizá en unos años. Ahora toca seguir pedaleando hacia arriba, sin apreturas. En los kilómetros finales subimos algo de intensidad, paramos en el avituallamiento, esperamos a los caídos resucitados al tercer día y proseguimos con nuestro tranquilo pedalear camino del Remedio, tres de siete.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siempre hemos hablado en nuestras crónicas y relatos sobre la severidad del dios Eolo, el mayor enemigo del ciclista, pero a partir de esta época, en estas latitudes, otro dios, Helios, alabado y nacido en Oriente, que cada noche muere al otro lado del cielo, es también otro gran enemigo a batir. En el Remedio se le esperaba y no faltó a su cita. El mercurio empezó a dispararse a esa hora del día. A los primeros los intuíamos ya pegándose palos en los últimos tres puertos de la jornada, a los del montón el Remedio nos costaba digerirlo. Con cada rampa del 14% subía más y más el calor. Pegaba un sol de justicia. Maillots abiertos, bidones de agua por encima, señores chorreando y resoplando como terneros, una imagen de lo más descriptiva de lo que significa el esfuerzo encima de una bicicleta.

Coronamos el Remedio, nueva reagrupación y seguimos hacia las Peñas de Dios, cuatro de siete. Siempre hemos dicho que este era el terreno más pestoso de la prueba, antesala de una de los descensos más pronunciados de la misma y del terreno llano hasta la localidad de Chulilla. En la tendida ascensión hasta las Peñas de Dios, de nuevo el dios Helios, protagonizó el recorrido. Y es que ya no iba a esconder su ira hasta cruzar la línea de meta.

IMG-20170528-WA0017.jpg
Las Peñas de Dios

Calor, calor y más calor. En las Peñas de Dios nos quedamos solos y hasta Villar del Arzobispo no encontramos nueva compañía. El calor seguía apretando, parada técnica en el penúltimo avituallamiento y a afrontar los últimos 3 puertos de la jornada: Chulilla, Chera y Requena. El primero no se nos hace duro en exceso, cinco de siete, aunque las piernas ya se van cargando especialmente en la zona afectada. Estamos ya cerca del final, llegaremos. En Chera de nuevo el asfalto parece quemar, en el Sahara seguramente se esté algo más fresquito. Algunos compañeros deciden parar medio aturdidos por el calor y el esfuerzo en los márgenes de la carretera. En días así los excesos pasan factura y es importante regularse e hidratarse correctamente en todo momento. Seis de siete.

Seguimos poco a poco, ya charlando animádamente, afrontamos la última cota, la de regreso a Requena, prueba superada, siete de siete. Este último puerto es algo más suave que los anteriores y aquí ya sólo consiste en disfrutar de los últimos metros hasta la línea de meta. El calor persiste, el dolor se aguantó, el recorrido lo disfrutamos de lo lindo y algo más de siete horas y media después paramos el crono.

IMG-20170528-WA0012.jpg
Penúltimo puerto del día

Por delante, los gallos habían conseguido acabar su participación por debajo de las 6 horas. 24 corredores alcanzaron este hito. Los dos primeros, Vicente Marco y José Antonio Agulló, alcanzaron una media de casi 33 kilómetros por hora -un ritmo al alcance de muy pocos- y cruzaron la pancarta final de la mano en un hermoso gesto de reconocimiento mutuo que les honra como deportista y que honra, a su vez, los valores de este deporte. El pódium lo completó David Fajardo, entrando a minuto y medio justo de los dos corredores destacados. En categoría femenina, Aída Beteta llegó en primer lugar con un crono de 6 horas y 47 minutos, con algo más de dos minutos de ventaja sobre Leticia Pallás y siete sobre María Ángeles Martínez, segunda y tercera clasificada respectivamente.

En líneas generales, la organización de la prueba fue bastante buena. Normalmente en pruebas de gran fondo en las que existe tanta distancia entre los primeros llegados a meta y los últimos se suele desatender un poco a los que circulan por detrás. Aquí, nos consta que se intentó minimizar lo más posible este aspecto. Los cruces estaban bien señalizados y el trabajo de Guardia Civil y Protección Civil fue notable, a pesar de algún problema puntual con algún corredor. Los avituallamientos estaban bien provistos, excepto el último en el que, debido al calor –el dios Helios condiciona hasta esto- se acabaron las existencias de agua, problema que desde la organización se trató de solucionar lo antes posible. Para ediciones futuras se debe prever algo similar, dadas las fechas en las que suele celebrarse a las puertas del mes de Junio. Por otro lado, quizá se echa de menos algo más de implicación de las autoridades locales. Francamente nos encanta cuando toda un población se vuelca con un evento de estas características, por lo que, creemos, se debe incidir algo más en esta vía. En cualquier caso, repetimos, hemos de concederle una buena nota en cuanto a organización, lo que supone que por méritos propios la 7 Picos de Requena se halle entre nuestra marchas recomendadas.

IMG-20170527-WA0004.jpg
El equipo Inserland Seguros – Ciclesport

 

CLASIFICACIONES

IX 7 Picos Requena

Pos. Corredor Tiempo Velocidad
1 MARCO, Vicente 5:50:17 32,8
2 AGULLÓ, José Antonio m.t. 32,8
3 FAJARDO, David +1:30 32,7
4 HERRANZ, José Manuel +1:34 32,7
5 CHULVI, José m.t. 32,7
6 VERDEJO, Roberto +1:35 32,7
7 RAMÍREZ, Antonio m.t. 32,7
8 BLASCO, Sergio m.t. 32,7
9 FERRERO, Gabriel +2:51 32,6
10 ROSADO, Javier +3:05 32,6

 

Categoría femenina

Pos. Corredor Tiempo Velocidad
1 BETETA, Aída 6:47:01 28,3
2 PALLÁS, Leticia +2:19 28,1
3 MARTÍNEZ, Mª Ángeles +7:11 27,8

Un comentario sobre “La IX Marcha Cicloturista 7 Picos de Requena. Ciclismo del bueno bajo un sol de justicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s