Irati Xtrem 2017. Sol, calor y reivindicación

El pasado sábado 10 de Junio tuvo lugar en Otsagabia (Navarra) la 11ª edición de la Irati Xtrem, una de las marchas cicloturistas de más prestigio del calendario y, sin duda, una de las más exigentes por sus 128 kilómetros y 3600 metros de desnivel acumulado. En total, los participantes coronaron un total de 8 cotas de montaña entre las que destacaban la subida a Errozate, con 10 durísimos kilómetros al 9,6%, y la no menos exigente ascensión a Larrau, 15 kilómetros al 7,2%, para muchos la más dura de la cordillera pirenaica. Aquí precisamente, en la subida a Larrau, se situó el único tramo cronometrado de la jornada, la tradicional Crono de Larrau.

En un ambiente reivindicativo tras los últimos accidentes en los que varios ciclistas han perdido la vida en las últimas semanas, los mil 1500 participantes llegaron para tomar la salida con una previsión de sol y calor que hacía presagiar una agotadora, pero a la vez reconfortante jornada de cicloturismo. Todos los participantes lucieron un dorsal con el número 1 en señal de protesta y homenaje a los ciclistas muertos en accidente de tráfico dentro de la campaña ni1+ que Sos Ciclista, Pirenaica y las organizaciones de esta prueba y la Larra Larrau, prueba cicloturista que se celebrará en Isaba (Navarra) el próximo 9 de Septiembre, han lanzado en las últimas semanas para fomentar la concienciación y la seguridad del colectivo.

IMG-20170613-WA0023.jpg
Participantes ascendiendo el muro de Orbaizeta

Las inscripciones se habían cerrado hacía meses, lo que demuestra la expectación que despierta esta marcha en la que no hay ningún tipo de tiempo, ni clasificación, excepto en el señalado tramo de Larrau, donde aquellos que se ven con fuerzas pueden frozar la máquina todo lo que quieran. La agitación de este tramo contrasta con la calma, relax y alegría que domina los dos primeros kilómetros, tramo en el que tiene lugar la denominada “Irati Xtrem Txiki”, un guiño a los más pequeños que, como futuros ciclistas, guían al pelotón en un tramo neutralizado en el que se observa el presente y el futuro de este deporte unidos en la carretera.

IMG-20170613-WA0035
Los ‘Txikis’ encabezando la Irati Xtrem 2017

Tras dar rienda suelta a la marcha, el resto de la prueba transcurrió sin mayores incidencias y tan sólo hubo que lamentar algunos incidentes en los que se necesitó de traslado a centro médico, pero en los que, afortunadamente, no se produjeron lesiones de excesiva gravedad. El mayor enemigo de los participantes fue el asfixiante calor que pronto comenzó a hacer mella en la condición física de los mismos. Con muy pocos kilómetros en las piernas se iniciaba la primera ascensión del día al alto de Jaurrieta, de 6,7 kilómetros al 3,9%, sin apenas terreno para descansar, de nuevo para arriba para afrontar la subida a Erremendía (2,8 kilómetros al 3,7 %) que casi casi se empalmaba con la tercera ascensión del día, a Abaurreagaina (5 kilómetros al 3,5%). Así, prácticamente sin tiempo para calentar se habían ascendido los tres primeros puertos de la jornada en apenas 15 kilómetros. A partir de ahí, algo de bajada y terreno rompepiernas, que, de nuevo, volvía a picar descaradamente hacia arriba con la presencia del cuarto puerto, Azpegi, con 2,8 kilómetros al 6,7%.

Coronado Azpegi, el pelotón se encaminaba hacia Errozate, como decíamos uno de los puntos clave de la jornada a causa del fuerte desnivel de sus rampas. Los más de diez kilómetros de descenso desde Azpegi sirvieron para que los participantes pudieran oxigenar las piernas y refrigerar el motor antes de afontar la parte más dura de la prueba. En la ascensión a Errozate, que se coronaba prácticamente en el ecuador de la Irati Xtrem, el calor se hizo con el protagonismo absoluto y los bidones de agua se consumían como por arte de magia. Y en esa misma tesitura se abordaron las ascensiones de Surzai Lepoa (7,5 kilómetros al 4,5%) y Bagargi (6 kilómetros al 6,6%).

IMG-20170613-WA0027.jpg

Así, con alrededor de 30 grados se llegó a la parte cronometrada del puerto de Larrau. En este tramo de 11,8 kilómetros con un porcentaje medio del 8%, con tres kilómetros seguidos al 11% entre el kilómetro 3 y el 6 y dos finales a poco más del 10%, Raúl Turégano marcó el mejor tiempo con 44 minutos y 59 segundos. En categoría femenina la primera en parar el crono fue Amaia Urkidi con 58:06 y en paracyling Carles Grau Oltra con 1:10:27.

LARRAU

Tras haber superado las 8 cotas de montaña y soportado un calor extremo, los particpantes retornaban de vuelta a Otsagabia afrontando la larga bajada de casi 20 kilómetros que les conducía a la casilla de salida. A la postre y exceptuando el exceso de calor, algo que está afectando al desarrollo de buena parte de las marchas cicloturistas programadas en las últimas semanas, la Irati Xtrem fue todo un éxito de participación y organización en la que todos sufrieron y disfrutaron a partes iguales y mostró una de las zonas más ricas desde el punto de vista natural y paisajístico del territorio nacional. Además, sirvió como acto reivindicativo por la seguridad ciclista y confirmó la calidad de una marcha cicloturista que cada año se afianza entre las mejores del calendario.

IMG-20170613-WA0038
Final del puerto de Larrau

 

2 comentarios sobre “Irati Xtrem 2017. Sol, calor y reivindicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s