Puertomingalvo. Todo un señor puerto

El nombre de la ascensión que hoy nos ocupa dice más de lo que a priori nos podría parecer. La primera parte ya nos lo advierte, es un paso de montaña, lugar de entrada a un paraíso de montañas de manto verde, nevado en el frío invierno, que la segunda parte de su nombre evoca (mingo = montaña; albo = blanco). Con esos tres elementos, la belleza de un paisaje que parece arropar al visitante por todas partes está del todo asegurada en esta ascensión que arranca en el municipio castellonense de Villahermosa del Río, otra regalo para la vista, hasta penetrar en los kilómetros finales en la provincia de Teruel y coronar en Puertomingalvo, la población que da nombre a la subida, uno de los pueblos más bonitos de España, que ha llegado a ser catalogado como tal por publicaciones tan prestigiosas como la revista National Geographic.

Perfil
Fuente: puertos-en-bici.com

La ascensión de Puertomingalvo cuenta con un total de 11,3 kilómetros al 6,4%. Sin rampas excesivamente duras, pero con un porcentaje continuo e insistente, con algo más de dureza en la parte final, Puertomingalvo es una subida perfecta para medir las cualidades de todo cicloturista y disfrutar de unos paisajes montañosos sin parangón en esta parte de la geografía ibérica. El tráfico en la CV-137, carretera por la por la que discurre el puerto, es escaso o casi inexistente, lo que favorece y estimula aún más esa agradable y agridulce sensación de sufrir sobre la bicicleta que tanto gusta a los aficionados a este deporte.

Puertomigalvo no será un puerto desconocido del todo para nuestros lectores, pues aparecía en la ruta con más de 4000 metros de acumulado que proponíamos en torno al Peñagolosa con otras ascensiones como el infierno de Mas de la Costa, Remolcador o Benafigos. Aun así, Puertomingalvo, como si persona fuera, sería todo un señor, de esos elegantes de los años 30, con traje en tonos claros y porte refinado, merecía sin duda un hueco entre nuestros puertos más destacados.

IMG-20170425-WA0015
Parte inicial del puerto persiguiendo al galgo

A la salida de Villahermosa del Río, arranca el puerto con un primer kilómetro duro, con una media al 8,5%, pero con rampas que alcanzan el 11 y 12% en algunos díscolos picos de dureza que, sin embargo, como decíamos, no serán la tónica general de una ascensión que se caracteriza especialmente por la constancia del porcentaje. Después del primer kilómetro suave, vendrán otros mil metros también al 8%, pero sin rampas tan pronunciadas como en el kilómetro inicial. En este primer tramo de puerto, la carretera irá curveando buscando altitud, revirando entre las faldas de unas montañas que a cada metro parecen alzarse con mayor crudeza y donde la soledad y la comunión ciclista –  naturaleza brotará como manantial en primavera.

IMG-20170425-WA0018
Panorámica de parte de los kilómetros centrales

Pasado el tercer kilómetro las piernas se habrán asentado, hallaremos seguramente un pedaleo más cómodo y podremos tener tiempo incluso de disfrutar de los paisajes de postal que comienzan a dibujarse a nuestro alrededor. A la derecha, montaña imponente, con la carretera rompiendo necesariamente la armonía de la piedra tallada por la nieve, la lluvia y el viento; a la izquierda, más montañas, éstas verdes, cubiertas de arbolado manto, sobrevoladas por rapaces de envergadura imponente que, ojo avizor, escudriñan desde lo alto alguna posible víctima con pedaleo cansino y sin agua en el bidón.

Todo el tramo intermedio, desde el kilómetro 3 hasta el 10, es mucho más pedalable, con el asfalto en condiciones inmejorables, sólo empañado con el cambio provincial –toque de atención a la Diputación de Teruel- que supone una vuelta a las carreteras en blanco y negro. A lo largo de esta zona intermedia encontraremos kilómetros que no superarán en ningún caso el 7% de porcentaje medio, con, incluso, algún tramo, como entre el cuarto y el quinto kilómetro de ascensión, con porcentajes por debajo del 3%. Sin embargo, como decíamos, en los últimos dos kilómetros regresan los porcentajes duros con picos sobrepasando las dos cifras en algún caso.

IMG-20170316-WA0027
Entrada en la provincia de Teruel

Con el cambio de carretera antes mencionado, la bicicleta parece avanzar menos aún. El pedaleo se hace pesado, el 8% se convierte en una constante en nuestro pequeño ordenador de a bordo y la curva a derechas donde nos da la bienvenida a la población turolense la delicada Ermita de Santa Bárbara, la que siempre es recordada cuando truena, parece que no llega jamás. En este último tramo las piernas notan el cansancio de una ascensión de esas que parece que no acabarán jamás, pero que tiene una impagable recompensa en el aventajado balcón que permite una mirada al horizonte para contemplar buena parte de la Sierra de Gúdar en todo su esplendor. La subida en primavera puede ofrecer el premio gordo de observar todavía algún nevero juguetón entre las majadas o, incluso, en alguna cuneta, pero, por lo general, es una subida donde se pasa calor, abierta al público, donde el solano no perdona y en los meses de verano, el mercurio envalentona. Arriba se nota el clima de alta montaña. La ausencia de vegetación, montaña pelada mediante, nos lo avisa sin traicionar.

20170819_120818_HDR
Coronando el puerto con alegría

Apretamos algo los dientes y llegamos a esa pequeña joya de la Sierra de Gúdar que, sin bici y sin calas también es de visita obligada. Su aire épico y medieval, rememora tiempos pasados, historias de caballeros y lozanas doncellas, leyendas de invasiones y de fuego de antorchas que parece respirarse en el ambiente, exudado por las piedras de su cuidado castillo con su Torre del Homenaje, vigilante, arañando el cielo por encima de los 1400 metros sobre el nivel del mar; o los sillares de su gracioso portalico. Otros puntos de interés a visitar en el municipio son la Sala de la Villa, la Ermita de San Bernabé y la cercanísima Cascada del Arquero. Puertomingalvo ofrece así una subida preciosa hacia un entorno privilegiado en el que quedarse un buen rato, reponer fuerzas, disfrutar del entorno, pasear, mirar, preguntar, buscar sentas, mezclarse con sus gentes, decir ¡Hasta luego!, bajar y luego volver. Merece siempre la pena volver.

 

NB: Más información sobre qué hacer en Puertomingalvo en la web del municipio: https://www.puertomingalvo.com/el-pueblo/qu%C3%A9-ver/

3 comentarios sobre “Puertomingalvo. Todo un señor puerto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s